Es una técnica ancestral segura, relajante y no invasiva que nos ayuda a la desintoxicación de los oídos, así como a una limpieza profunda drenando sustancias, partículas y microorganismos que se va acumulando con el tiempo.

 

Esta técnica consiste en introducir en el conducto auditivo el extremo más angosto del cono hueco hecho artesanalmente de cera de abeja y tela de algodón natural. En el extremo más ancho se enciende el fuego con el fin de crear un efecto de chimenea que va a succionar la acumulación de cera en el oído.

 

Beneficios

  • Se agudiza la Audición, el Gusto, Olfato, Percepción de los colores.

  • Estimula la irrigación sanguínea y la circulación Linfática Local.

  • Contribuye a lograr un balance emocional, permitiendo una regeneración del fluido energético.

  • Previene y quita las enfermedades de vías respiratorias y congestión nasal.

  • Se siente ligereza.